Miquel Navarro
Ciudad muralla, 1995–2000
Aluminio y zinc
Dimensiones totales variables
Museo Guggenheim Bilbao


Sala 202

Saber más

Miquel Navarro es considerado como una de las voces más personales de la escultura española contemporánea. Ciudad muralla (2000–01) constituye una de las obras más representativas de su producción artística, que se caracteriza por la generación de espacios para la confrontación de ideas. Navarro ejecutó su primera “ciudad” en 1973 y, desde entonces, no ha dejado de revisar nuestra noción de espacio, de construcción, de lugar y del cuerpo humano como medida. Sus paisajes escultóricos, inspirados en el tejido urbano, se componen de elementos arquitectónicos que actúan como vehículos formales para trasladar al observador la experiencia del paisaje de la ciudad. Navarro invita a recorrer estas instalaciones urbanas, así como a reflexionar sobre la noción de la escala humana y la diferencia entre lo real y lo mental. El orden y el desorden de la sociedad industrial queda patente en esculturas como Ciudad muralla, en las que Navarro sintetiza y plasma la compleja dialéctica existente entre arquitectura y escultura. Según el artista, incluso sus “esculturas más esquemáticas, sin dejar de ser figurativas, permiten seguir el rastro del hombre”.

En esta página, utilizamos cookies para aportarte una mejor experiencia de navegación y un servicio más personalizado. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando nuestra Política de cookies.