Robert Rauschenberg
Barcaza (Barge), 1962-63
Óleo y tinta serigrafiada sobre lienzo
203 x 980 cm
Guggenheim Bilbao Museoa y Solomon R. Guggenheim Museum, Nueva York, con fondos adicionales aportados por Thomas H. Lee y Ann Tenenbaum; los siguientes miembros de Comité Internacional del Director y del Comité Ejecutivo: Eli Broad, Elaine Terner Cooper, Ronnie Heyman, J. Tomilson Hill, Dakis Joannou, Barbara Lane, Robert Mnuchin, Peter Norton, Thomas Walther, and Ginny Williams; Ulla Dreyfus-Best, Norma and Joseph Saul Philanthropic Fund, Elizabeth Rea, Eli Broad, Dakis Joannou, Peter Norton, Peter Lawson-Johnston. Michael Wettach, Peter Littman, Tiqui Atencio, Bruce y Janet Karatz, Giulia Ghirardi Pagliai 97.4566


Sala 206

Saber más

Robert Rauschenberg y Cy Twombly son dos de las figuras más destacadas e influyentes de la escena artística de la segunda mitad del siglo XX. Formados en el Black Mountain College de Carolina del Norte, hacia mediados de la década de 1950 ya habían desarrollado su propio lenguaje visual. En contraste con los gestos heroicos característicos del Expresionismo Abstracto, los trazos caligráficos de Cy Twombly, en ocasiones simplemente ejecutados en negro sobre superficies pintadas de blanco, se han comparado frecuentemente con grafitis. Este vocabulario aparentemente abstracto puede tener un contenido cultural profundo, pues Twombly suele incluir en su obra referencias directas a la literatura clásica y a la mitología. Por su parte, a Robert Rauschenberg se le puede considerar precursor del Arte Pop, ya que sus Combines (o combinadas) —en parte, pinturas y, en parte, esculturas— incluyen objetos cotidianos encontrados en la calle e imágenes extraídas de revistas y periódicos. No obstante, las obras de Rauschenberg reflejan los característicos gestos de la mano del artista, un rasgo que las diferencia de la estética fría e impersonal del Pop. Las piezas que se presentan aquí son dos de las obras más icónicas de ambos artistas: Barcaza (1962–63), pintura que Rauschenberg realizó en solo 24 horas, es uno los mejores ejemplos de las dinámicas pinturas serigrafiadas que el artista comenzó a crear en los años sesenta. En cuanto a Nueve discursos sobre Cómodo (1963), su título remite al funesto gobierno del emperador Aurelio Cómodo (r. 177−192 d.C.). La sucesión de los lienzos individuales que constituyen esta obra sugiere una narrativa de gran emoción, que se desarrolla a través de imágenes abstractas.

En esta página, utilizamos cookies para aportarte una mejor experiencia de navegación y un servicio más personalizado. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando nuestra Política de cookies.