Sol LeWitt
Mural nº 831 (Formas geométricas) [Wall Drawing #831 (Geometric Forms)], 1997
Acrílico sobre pared
Dimensiones de ubicación específica
Guggenheim Bilbao Museoa


Sala 208

Saber más

En la década de 1960, entender que el arte podía ser producto de las ideas en lugar de las emociones constituía una posición radical. Para Sol LeWitt, ello suponía crear sistemas lógicos en forma de instrucciones escritas que guiaran el resultado de una obra de arte antes de su ejecución. En sus dibujos de pared, LeWitt se aseguraba de que el elemento autográfico no apareciera, dejando la ejecución en manos de otros. A pesar de basarse en instrucciones escritas impersonales, las superficies de los dibujos murales de LeWitt tienen la capacidad de convertirse en obras visualmente suntuosas. Mientras sus primeros dibujos de pared se realizaban con lápiz, lápiz de color, tiza o crayón, en las siguientes décadas LeWitt ordenó el uso de tintas y aguadas de tinta de color (desde principios de la década de 1980) y pintura acrílica (a partir de 1997). Así obtuvo resultados cada vez más atractivos y coloridos. Las combinaciones relativamente austeras de líneas curvas y rectas que aparecían en sus primeros trabajos también dieron paso a modelos y formas cada vez más irregulares y dinámicos.

Mural n.º 831 (Formas geométricas), obra de ubicación específica que LeWitt concibió para la galería 208 en 1997, es uno de sus primeros dibujos de pared que incluye pintura acrílica. Destacan sus tonalidades vivas y saturadas de azul, gris, morado, naranja, rojo, y verde. Las formas geométricas irregulares se doblan en la pared curva e inclinada de la sala diseñada por Frank Gehry, de tal modo que la pintura se fusiona con su entorno arquitectónico y lo transforma.

En esta página, utilizamos cookies para aportarte una mejor experiencia de navegación y un servicio más personalizado. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando nuestra Política de cookies.